Disfruta de tu embarazo sin complicaciones

El embarazo es un periodo en el cual muchas mujeres necesitan de información para tener una gestación sana y sin complicaciones. Es una aventura que conlleva cambios físicos y psicológicos, que en ciertos casos tiene sus dificultades. Pero con la ayuda necesaria y la atención de un especialista puedes disfrutar de tu embarazo sin ninguna complicación.

Lo ideal es que al enterarte de esta nueva etapa en la que traerás un bebé al mundo, acudas al médico para un chequeo general que te permita identificar cualquier problema a tiempo. Algunas mujeres suelen ser más sensibles a todos estos cambios y al proceso de adaptación de llevar un bebé en su vientre. Por ello vas a necesitar del apoyo de tu pareja, familiares y amigos. Todos querrán darte consejos y compartir esa experiencia contigo.

También debes seguir una serie de cuidados básicos durante los 9 meses de gestación que te permitirán llevar a feliz término a tu bebé. Aquí te recomendamos algunos de ellos.

Cuidados básicos durante el embarazo

Dormir más tiempo. Si eres una mujer físicamente activa y acostumbrada a una rutina ajetreada, deberás relajarte un tiempo. Por lo menos durante los 9 meses de embarazo, debe dormir y descansar el mayor tiempo posible para el buen desarrollo del bebé. Es normal que sufras de insomnio, pero debes hacer tu mayor esfuerzo y no descuidar tus horas de sueño.

Mayor hidratación. Es muy importante tomar la cantidad de líquidos diaria necesaria. Unos 2 litros de agua por lo menos, que ayuden al crecimiento del feto durante el embarazo. Puedes consumir agua mineral, jugos naturales o infusiones aromáticas de tu gusto que te ayuden a cubrir la hidratación suficiente.

Alimentarse bien. Tu ingesta diaria de comida es fundamental, pues de ella depende la cantidad suficiente de nutrientes, vitaminas y minerales que el bebé necesita para desarrollarse. La comida chatarra y rica en grasas debes dejarla a un lado, por lo menos durante el embarazo, incluye frutas, verduras y alimentos ricos en antioxidantes y vitaminas. Deberás comer por 2, así que debes realizar unas 4 o 5 comidas diarias. Evita la comida que no esté bien cocida para evadir cualquier bacteria.

Importante el ejercicio físico. Para mantenerte en forma y saludable durante el embarazo, puedes hacer ciertos deportes bajo supervisión médica. Y a menos que tengas un embarazo complicado y tú médico no te lo recomiende, puedes hacer algo de actividad física. Caminar, o trotar ligeramente, el yoga y el Pilates pueden ayudarte a cuidar de tu cuerpo y a tu bebé.

Evita el alcohol y el tabaco. La ingesta de alcohol durante el embarazo puede generar malformaciones al bebé que lo afectarán de por vida. Y al fumar expones al feto a elevadas cantidades de monóxido de carbono, disminuyendo sus niveles de oxígeno. Tanto el alcohol como el cigarro pueden causar daños a tu bebé. Evítalos.

Sigue estos consejos básicos para un embarazo óptimo y sin problemas. Recuerda consultar con tu medico cualquier cambio y acude a tu chequeo mensual sin falta.

Preparaciones para el parto

De ti depende tener el mejor embarazo posible, disfruta de esos 9 meses y prepárate lo mejor que puedas para la llegada del bebé. El parto es un momento crucial, pues pueden presentarse inconvenientes que comprometan la salud de tu criatura y la tuya. Sigue algunos pasos para que el parto fluya de la mejor manera.

Si es parto o cesárea, dependerá de las recomendaciones de tu médico. Puedes además elegir el lugar donde desees parir bajo supervisión médica. Consulta tus opciones con el especialista.

Ejercicios de respiración. Puedes buscar algún curso prenatal semanas antes del parto. Por lo general suelen enseñar técnicas de respiración para facilitar el proceso de parto en cada mujer. También puedes aprender los ejercicios de Kegel, este método te permite fortalecer el musculo perineal para recibir al bebé.

Con o sin anestesia. El uso de anestesia durante el proceso de parto depende de las indicaciones de tu médico y la observación del anestesista. Si debes usarla, tienes que estar consciente de los efectos secundarios y las contraindicaciones que tiene para ti.

Establece un plan de parto. En ese plan debes incluir la posición en la que quieres recibir a tu bebé, las indicaciones para luego de su nacimiento y el proceder del personal médico. Con la supervisión de tu especialista, tus decisiones deberán respetarse en la sala de parto.

Disfruta de tu embarazo sin complicaciones, vive la llegada de tu bebé y goza de esta nueva etapa de tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *